La 7722 no se toca

Movilizarse es la que va

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández, David Medina Kaiser y Charly Farina

Historia y DDHH Opinión / 29 DIC 2019

El Agua-nte, histórica, emocionante y más humana que nunca, la movilización que se dio en Mendoza por estos días marca un hito en nuestra historia.

Llevo varios días intentando hacer una nota sobre la defensa que toda la ciudadanía de Mendoza venimos realizando por la ley 7722 y me di tiempo hasta hoy. Pero las palabras no llegan, la razón se me hace escurridiza y la emoción va in crescendo.

Pensaba hacer una nota en donde se explique de qué hablamos cuando hablamos de esta ley; esquematizar la nota comenzando por cómo fue su inicio (ya antes de 2007) el momento de su promulgación, repasar los artículos más importantes y desmembrarlos, entrevistar a lxs que saben (especialistas en agua, ordenamiento territorial, ambientalistas, geólogxs, biólogxs, a algunx autoconvocadx y a quienes conforman las asambleas y más) y hacer un gran informe con imágenes, fotografías, ilustraciones, gráficos, etc, etc etc.

Después recuerdo que somos un medio autogestivo y me olvido de algunas grandes pretensiones (ya que somos pocxs y a veces no nos alcanza el tiempo) y me pregunto ¿Lxs dueñxs de los grandes medios, no tienen estas ideas? ¿por qué no generan este tipo de material? Realmente creen que dará para mucho más replicar la información que el poder les da en paquete cerrado.  ¿No se dan cuenta que pueden crear buenas alternativas, con criterio periodístico, con dignidad, y hacer de este un mundo mejor? No van a ganar millones como ahora, probablemente muchxs se les pondrán en contra, pero serían más libres, se dedicarían a lo que implica realmente tener un medio: Informar verazmente, comunicar críticamente, estar al servicio de una comunidad, compromiso con la ciudadanía.

Pienso en las grandes empresas que participan y responden a lo que se llama triple impacto (económico, social y ambiental) y de ahí me surge el interrogante, si esta gente se da cuenta que el sistema capitalista no va más (¿podrán ver que el patriarcado tampoco va más y que deben abrir el espacio a más mujeres y disidencias  en el ámbito del emprendedurismo si quieren seguir llenándose de guita?) y que por lo menos piensa en vender una buena imagen, ¿tendrán como real esa preocupación ambiental? seguramente algunas sí. Me atrevo a hacer una sugerencia, vean como desde su lugar laburan el tema de los medios, su rol en la sociedad y sus responsabilidades como tales, porque lo que sucede hoy en los grandes medios realmente le pudre la cabeza a la gente y ahí si no hay encuentro que nos salve. Abran el espacio a los medios alternativos que no estén cerca del poder.

Vuelvo y pienso, mejor hago una crónica que vaya contando cómo se fueron dando los hechos: de un día para el otro hay un apuro desmedido en modificar la ley (siempre me sorprendió que Cornejo no la haya tomado como uno de sus grandes “cambios”), cómo rápidamente la modifican con la negociación del PJ y el Frente de todos, que aterrizan con una desilusión difícil de remonta y  poniendo a la propia militancia en su contra (solo algunxs como la gran Laura Chazarreta bancó los trapos y el FIT - que podemos hacerle varias críticas pero en este tipo de problemáticas responden junto al pueblo sin dudar-). Ni que hablar de nuestro nuevo flamante presidente que luego de un discurso de asunción movilizante, en donde dio muy buenas noticias respecto a la legalización del aborto, la vuelta de los ministerios de Salud, Trabajo y Cultura, entre otros tantos anuncios que de alguna forma nos volvieron el alma al cuerpo, sumado al hermoso hecho que Macri ya fuera parte del pasado (por lo menos como presidente), y al mismo tiempo casi no nombrar al campo ni hablar del tema ambiental, daba su primera y sutil señal que seguiría con la misma política que tuvo Cristina. Fue él quien en el citado discurso dijo "Si me desvío del camino salgan a la calle" Bueno presi querido, fuimos muy obedientes.

Después veo repercusiones en redes, en grupos de periodistas, y reflexiono sobre todxs esxs trabajadorxs de prensa que a veces ni siquiera son compradxs, realmente hay muchxs que son egoístas y solo quieren ganar poder. Creen que la única forma es estar cerca del mismo, es lamer las botas de la clase política y la empresarial. Lo que no saben es que ese poder es otorgado por medio de un contrato social, y que hay veces, muy pocas pero poderosas, en las que el poder vuelve a ser tomado por su único y real dueño; el pueblo, el pueblo consciente, la ciudadanía responsable que apaga la tele, que sale a la calle, que no teme ser reprimida (cómo sucedió el 23 de diciembre en casa de gobierno y en el nudo vial) para decirles a lxs polítcxs, a las empresas y a los medios, “muchachos, hay puntos con lo que no se juegan”.

Ojo no todxs son lo mismo, también hay muchxs periodistas y comunicadores que se jugaron, si no podían hacerlo en el medio para el que trabajan, lo hicieron desde sus redes y no es menor sabiendo que nuestrxs jefes revisan habitualmente nuestras redes (de la situación actual del periodismo también hay que hablar, pero será en otro momento).

Y así es como rememorando esta semana de lucha, me lleva a verme yendo sola a la marcha, sabiendo que allá me voy a encontrar con mi gente, que son todxs lxs presentes, que esa masa enorme de desconocidxs-conocidxs me va a cuidar como yo a ellxs, que cuando nos miramos en esa corriente hermosa que marcha por la ciudad, nos sonreímos porque hemos decidido encontrarnos, tomar conciencia, aceptarnos, no temer.

Con toda el agua corrida por debajo del puente pongo todos los sentidos y la atención en nuestro planeta; la tierra que es 70% agua, que lleva millones de años con su silenciosa y bulliciosa voz intentando hacernos entender que tenemos que dejar de ser tan gilxs y empezar a ver que somos unx, que tanto el empresario con más guita como el pibe que juega en el potrero son lo mismo. Somos lo mismo. Si alguien la pasa mal, vos también la pasás mal, que tenemos que generar otros vínculos personales, políticos y ecológicos…

Que los partidos políticos ya no van más, que su forma de representación está frita y que, si no abren los ojos, la cabeza y el cuore, tarde o temprano ya no existirán. Las asambleas también lo vienen demostrando hace años con un nivel de organización que no es fácil ya que implica que todas las voces sean escuchadas y a veces lleva mucho tiempo, pero que es necesario aprender a practicarla porque será liberador. Seguro tendrá sus contras y no será perfecta pero hoy es la que funciona; la participación real de todxs como ciudadanxs, haciéndonos cargo de las decisiones y no delegándolas. Ya estamos grandes muchachxs, la tierra y nuestrxs cuerpxs nos lo piden hace rato...

Recuerdo el momento en que la caravana sancarlina llegaba a la ciudad, tuvo tanto significado; verlxs acercarse, con todo ese esfuerzo y ver cómo esto iba tomando estado internacional me hizo sentir que íbamos a dar vuelta todo. Luego la represión tan innecesaria y estúpida, y otra vez esa sensación que se me venía cada vez que teníamos una noticia de Macri en estos 4 años catastróficos: estamos en una novela de Gabriel García Márquez, realismo mágico, siempre tan latinoamericano.

Otras vez los medios y las fotos del gobernador yendo a ver a un policía en un montaje increíble, la posterior conferencia de prensa tratándonos de violentxs y estúpidxs, hablando de cómo se perjudica a las personas con los cortes de ruta, hablándole a la “mayoría muda”, hablando de plebiscito, de diálogo, etc, etc etc. Pienso ¿cómo se les ocurre pensar que generarán otra grieta? Hablamos del agua señores!! hablamos de vida, en Mendoza!! ¿pero de dónde son ustedes?? ¿Tan carentes de estrategias van a ser? Si, mijita…

Otra vez a la calle, esta vez hay mucha gente que no conozco. No es la que va a todas las marchas, somos realmente todxs, esta vez felices de encontrarnos nuevamente, de saber que lxs hicimos retroceder. Se suman artistas internacionales, la comisión de reinas que por fin representan al pueblo (obvio estoy en contra de los concursos de belleza, pero eso es material para otra nota), referentes políticos, medios como The Guardian  hablan de nosotrxs y enfocan la nota relacionándola con la vitivinicultura, preguntándose ¿Sus políticos son o se hacen? (y, un poco y un poco amigue).

Es loca la sensación de notar como lo que venimos pensando o viendo se hace realidad, de repente la revolución es feminista, pero también es ambientalista y que rico sabor tiene! Las miradas cada vez más cómplices, los vínculos cada vez más libres y cercanos, y empiezan a sonar los tambores y ahora si caigo en la cuenta, la revolución también es musical, con lo más profundo, el ritmo del tambor que marca el ritmo de nuestros corazones, del bombeo de la sangre que es agua y es vida.

Luego de esa noche de hacer temblar Mendoza, por la tarde el gobernador y su séquito de brillantes brinda otra conferencia de prensa donde declara que derogará la 9209 que el lunes entra en la Legislatura.

No vaya a ser que se le sigan cayendo las vendimias departamentales y lleguemos a bajarle la Nacional, ante todo cuidemos las apariencias. No por dar el gran salto innovador se me va a quedar sin la teta que le viene dando de morfar por años.

Entonces, muy sabiamente y forzado por las circunstancias da un espacio real  a la escucha y el amigo afloja, ahora a esperar a ver como nuestrxs legisladores de ambos partidos mayoritarios votan.

Es una gran victoria de la vida y del agua, pero esto es como los Supercampeones querides, no termina más, es un camino de ida el despertar, asique a seguir atentxs, a no bajar la guardia y empezar a ver y analizar qué otras circunstancias, realidades, decisiones políticas o empresariales no nos bancamos más; y obvio a trabajar conscientemente para darla vuelta; con amor, con respeto, escuchando siempre y pacíficamente, porque movilizarse y empatizar es la que va!

Lo que fue pasando

 

  • Domingo 29:
    Banderazo plurinacional en Km 0 y en distintas plazas departamentales
  • Lunes 30:
    Concentración en Legislatura provincial. Aprobación de la derogación de la 9209, vigencia de la 7722 sin modificaciones.

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández, David Medina Kaiser y Charly Farina

Contanos que te pareció