SAM

El culto al Blues

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández

Música Cobertura / 08 ABR 2018

SAM presentó su disco debut llamado “El culto del Sol”, con un Teatro Selectro repleto de juventud ávida de escuchar buena música.

Después de un extenso y minucioso proceso de grabación, en la casa estudio de Pedro Sabanovich y masterizado por Matías Jodar en mesa analógica, nació El culto del Sol primer trabajo discográfico de SAM que le valió estar entre los más destacados de 2017. Este disco llegó al escenario en un show que entrelazó blues y psicodelia en un universo conceptual único.

Vech calentó los motores de la noche, banda de rock-indie compuesta por Ramiro Araujo en batería y coros, Facundo Mottes en guitarra y coros, Boris Salomón en  guitarra y voz, y Atu Bermejillo en bajo y voz. Sonaron ajustados y con guiños de alternativo y clásico. Están por sacar su primer disco producido por Juanjo Sozzi.

El Teatro Selectro, fue el perfecto escenario para revivir el blues, de la mano de SAM, esta super banda que sorprendió con una puesta de escena única, acompañada de luces y fuego que dejó al público anonadado. Sumado al laburo casi obsesivo de Martín Brkljacic en el sonido que hizo de esa noche un momento único.

Hay que dedicarle un punto a parte a la escenografía, realizada por Dotz, integrante de Panamá Club, ilustrador, tatuador, por nombrar algunos de sus tantos dotes de artistas, en este caso pudimos ver un despliegue de arte e ingenio para resolver el acompañamiento perfecto para la presentación de “El Culto del Sol”.

Como invitados estuvieron, Gonzalo Corseda en guitarra, Chino Lim y Francisca Figueroa con su maravillosa voz fundiendo el escenario con toda la impronta de Spaghetti Western. Además en teclas se sumó Mariano Fliri de Alicia, Enzo Lucentini en saxo y en violín Celina Jury de Hojarasca.

Es evidente que Juan Attorri en batería, Franco Baldasso en guitarra, Agustín Villegas en voz y guitarra y Nicolás Santucci en bajo tienen un objetivo claro y saben cómo lograrlo, priorizando la música y el profesionalismo, tanto en el disco como en vivo la banda sorprende con el sonido que logran producir.

SAM destila personalidad, naturalidad y hasta cierta oscuridad que cautiva a su público y a quién se dé el gusto de escucharlos.


Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández

Contanos que te pareció