Fracking en Mendoza

El futuro llegó para contaminar

Por Rolando Brizuela

Historia y DDHH Entrevista / 11 MAY 2018

El geógrafo Marcelo Giraud habla sobre el desarrollo del fracking en Mendoza.

El nueve de marzo del presente año el gobierno de Mendoza autorizó la exploración y explotación de la técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo, o más conocida por su nombre en inglés, Fracking.

Por ende, como queremos conocer los riesgos de esta práctica decidimos dialogar con un especialista en la materia para que nos oriente sobre los peligros de esta actividad.

Marcelo Giraud es geógrafo y profesor de la Universidad Nacional de Cuyo y sobre toda las cosas, miembro de la Asamblea Popular por el Agua de Mendoza.

El profesor comenzó explicando que el tema Fracking está enfrascado en la sociedad desde hace un tiempo sobre todo por la virilización de un audio que pasó de whatsapp en whatsapp y que contenía varios errores e imprecisiones. Pero de todas maneras hay motivos preocupantes para impacientarse por esta actividad.

“Nosotros estamos preocupados desde fines de julio y comienzos de agosto del 2017 cuando se realizaron las primeras operaciones de fracking de cinco pozos en el departamento de Malargüe en las cuales se buscó formaciones no convencionales de hidrocarburos buscando rocas madres”.

Según Giraud, el puntapié inicial de la fractura hidráulica fue el mismísimo gobierno de Alfredo Cornejo que reglamentó mediante Decreto Nº 248 publicado mediante Boletín Oficial la autorización para la realización de esta práctica.

Y si bien el decreto fue aprobado hace 2 meses, la utilización y fractura de pozos se realizó muchísimo tiempo antes.

Incluso la Asamblea presentó una serie de amparos ante la justicia sobre los peligros del uso de Fracking ya que esta técnica utiliza demasiada agua y energía que incluye riesgos más elevados que otras actividades disponibles e incluso se realizaron en diciembre audiencias públicas en Malargüe donde el pueblo manifestó su preocupación ante el avance de los mineros.

“En General Alvear, San Rafael, Malargüe, el Valle de Uco, el Gran Mendoza, la zona este y Lavalle tiene a todos realmente muy preocupados y convulsionado al pueblo mendocino al decir que no queremos exponernos ante semejante riesgo”.

El  uso de Fracking conlleva la contaminación de aguas subterráneas hasta llegar arriba contaminando las napas, problemas en la segmentación del suelo por la perforación.

“Para la apertura de cada pozo se necesitan entre 2 y 30 millones de litros de agua que se tienen que inyectar en un tiempo muy breve, sumado esto a la cantidad de químicos que se colocan en el agua”.

Otro peligro del uso de la estimulación hidráulica es el tránsito de vehículos con el impacto territorial como también mencionar el hecho científico de que el uso de Fracking induce sismos.

Todos estos peligros son triplicados al compararlos con el uso de la explotación convencional. Por todo esto, los asambleístas fueron llamados terroristas por el gobierno oficial.

¿Cuál es el plan de la Asamblea? Bueno seguir en la lucha por la vida, por la defensa del agua pura bajo el lema NO al FRACKING.

Por Rolando Brizuela

Contanos que te pareció