Poetas de la Revolución

El triunfo de la revolución es el triunfo de la poesía

Por María José Thomatis / Fotos Leandro Fernández

Cultura Crónicas del pájaro azul / 13 SEP 2018

“Me contaron que estabas enamorada de otro y entonces me fui a mi cuarto, y escribí este artículo contra el Gobierno, por el que estoy preso”

Habla de pie en el auditorio el poeta. De boina, barba y libro en mano. Detrás de él y sus gestos, un cartel enorme reza: “El triunfo de la revolución es el triunfo de la poesía”. Quien recita para un público maravillado es Ernesto Cardenal, el escritor nicaragüense que dedicó su vida a transmitir mensajes políticos a través de su arte.  Esta es una de tantas fotos que podríamos recordar de su historia de lucha. Nació en 1925, es poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y político. Fundó una comunidad artística-revolucionaria de izquierda en una isla. Escribió versos para sus amores y sus enemigos. Ha recorrido el mundo con su poesía revolucionaria.

Acá nomás, a pocas cuadras, Vera Jereb piensa en verde. Tiene 19 años, estudia y escribe maravillosa poesía. Es feminista, sus letras destilan gritos de revolución. Recita, el mundo se para cuando las palabras dejan su boca y llenan el aire de cualquier habitación mendocina. ¿Qué tienen en común Vera y Ernesto? Los dos, en su tiempo, su cuerpo y su tierra hacen la revolución con las palabras. (foto Santiago Palero)

En una nueva entrega de las Crónicas del Pájaro Azul traigo a dos poetas revolucionarios que cambiaron mi mundo y que son un claro ejemplo de una gran cantidad de artistas que utilizan su arte como bandera empuñada para reclamar cambios sociales. El verso como motor de cambios políticos.

Por María José Thomatis / Fotos Leandro Fernández


Contanos que te pareció