Paula Neder

Ella no teme

Por Priscila Jardel Castello y Natalia Calderón Alvarez / Fotos Leandro Fernández

Música Entrevista / 07 NOV 2016

Paula Neder presentó illa el domingo 6 de noviembre en la Sala Roja de la Nave Universitaria. Canciones con la fuerza de las emociones a flor de piel.

Paula no teme, espera el momento, reúne sus canciones, las cocina dulcemente, no está sola, no. Lleva la delantera, el estandarte de su voz, señera, serena, sin miedo…

No teme ante un auditorio de quinientas personas, aún las más cercanas, no se achica al comandar una “Mansa Banda” - que también es salvaje, con Leandro Lacerna en guitarra, Gonzalo Elizondo en batería, Luis María Cabezas en bajo, Darío Larrondo en teclados y Rocío Ruiz en percusión - constructores una pared sonora potente y a la vez suave. No escatima en elegir aliadxs que la acompañen, como el incondicional Seba Garay, la elegante MF Aleman y las cuyanas y salerosas de María Eugenia Fernandez y Mariela Contreras. Tampoco se deja vencer en la soledad del escenario vacío y pelea con la fuerza de su caja y las cuerdas de su guitarra y de su voz.

Paula no teme a la gran ciudad. “Illa” es la culminación de un proceso vertiginoso, un disco posibilitado por el envión que da al Bienal de Arte Joven de Buenos Aires y que, por segunda vez, gana un artista mendocino en los últimos años -el anterior había sido Leandro Lacerna en 2013 - . A partir de allí, la carrera de Paula Neder reforzó su postura de cantautora y se consolida en este disco de 10 canciones, con todos los beneficios y las exigencias de un producto de esta calidad. La producción de Luis Gurevich, el acompañamiento compositivo de Seba Garay, Melisa Budini, Leandro Lacerna y el propio Gurevich.

Con el antecedente de la presentación en Buenos Aires en junio  pasado, la expectativa de interpretar “Illa” en el propio pago se acrecentó y desafió la producción, los ensayos, los kilómetros. El pasado domingo 6, en la Nave Universitaria se concretó con un show de poco más de dos horas que recorrió no sólo el presente disco sino “Caleidoscopio” (2015), versiones de León Gieco y Luis Gurevich y las colaboraciones con Seba Garay editadas en “Folclor No Folclor” (2015).

La propuesta técnica estuvo centrada en lograr el sonido con la fidelidad del disco. Por ello, Natalia Perelman, encargada de la grabación y mezcla, fue la responsable sonora del show. Lamentablemente, no pudo lograrse en todo momento pero el arte siempre triunfa sobre las tretas de la técnica y, sin amedrentarse, Neder y su banda se sobrepusieron para seguir empujando esa fuerza “sobremusical” de “Illa”. La iluminación de Noelia Torres, la puesta escenográfica y las proyecciones también aportaron clima y color para avanzar sin titubeos por los pasajes musicales.

Fueron 18 temas donde la Neder una vez más, sacó y nos hizo sacar todo afuera; mirarnos reencontrarnos, sentirnos. Haciéndonos recordar que somos vulnerables pero no débiles, que nos caemos y caerémos una y mil veces, pero que en el aprender de esas caídas está el sentido de la vida. De la vida y de la muerte…

Paula no teme, avanza sin quejas, con la aceptación de todo su ser musical, como el fuego abrasa a su paso los obstáculos. Abraza los sentidos y llega… allí donde la sensibilidad se estremece.

 

Después de las tremendas fotos te contamos con detalle toda la magia de esa noche.


Tema por tema

Esa noche histórica se inicia con “La cerradura” tema que abre el disco también, canción inspiradora para soltar y despertar. Canción que ilustra y adelanta lo que Paula expresa en este disco. Y que en el momento del espectáculo nos preparaba para lo que iba a ser una grandiosa velada.

 

Continuó con “La porfiada” canción que habla de la libertad que toda persona tiene la posibilidad de tomar, posibilidad de respetarse a una misma, de ser diferente, de aceptarse. “Elemental” fue la tercer pieza de la presentación, donde el río, tan amado por Neder, es el protagonista, él y todo lo que lo rodea y lo hace ser quien es. “Elemental” es lo simple que nos salva y acompaña, siempre.

 

Es en este momento donde empiezan a sumarse lxs invitadxs. Y era casi “cantado” que el primero sería su compañero Seba Garay para interpretar “Pecnectao”, tema que en el disco Paula, dándose un gustazo, canta junto a Liliana Herrero. Luego siguió “Todo o soy reina”, y “Espejo” interpretada con su amiga y colega MF Aleman.

 

Aquí es donde se produce el quiebre, ya que se suma al show Luis Gurevich en piano. En la presentación sonaron “Cinco siglos igual”, “Todos los días un poco” canciones escritas por el propio Gurevich y parte del imaginario colectivo que hizo emocionar a quienes estábamos en la hermosa sala de la Nave Universitaria.

 

Fluyeron “No escuches”, “La sin nombre” donde Luis tocó el violín toba, instrumento hecho de lata y cabello de caballo u oso hormiguero, que es oriundo de la Nación Qom que le dió un tinte único a este tema y a ese momento musical.

 

La noche siguió su curso con “Cuando” tema que en el disco Fernando Barrientos acompaña en voz, y “Jacarandá” hermosa canción dedicada ese amigo que por estos días florece y nos llena de esperanza con sus hojas color violeta.

 

Llegó “El frío aprieta” de la placa de Seba Garay, “Folclor o no folclor” (que cómo cábala, costumbre y casi capricho se acompañan mutuamente en los temas N° 4 de sus discos). Y continuaron con “De sal y de luz” tema de Caleidoscopio, primer disco de Paula, canción inspirada en sus alumnxs de la escuelita de Lavalle en la que ella da clases. Canción que se interpretó a capela a dos voces, complementado con caxixis.

 

Para que la noche fuera aún más completa, nos dieron el gusto de disfrutar de un pequeño homenaje a Gustavo Cerati con “Zona de promesas” la misma que Paula interpretó en febrero de 2015 en el Le Parc y cautivó al público en ese momento y al que estaba presente ahora.

 

La despedida arrancó con “Juan María”, himno de quienes siguen a Paula, con su “no me quejo” y el dar gracias a la vida por lo que nos da y nos quita. Sumando toda la potencia de “La fuerza” con las voces de dos artistas indiscutidas como María Eugenia Fernandez y La Contreras. Estas tres mujeres juntas y su canto haciendo lo que dice que esta canción, no temiéndose y disfrutando de cada instante, cada nota, cada melodía.

 

El show finalizó con otro tema de Caleidocopio “Alas para amanda” con el público de pié, y emocionado y una Paula Neder “amando la impermanencia”.

Por Priscila Jardel Castello y Natalia Calderón Alvarez / Fotos Leandro Fernández

Contanos que te pareció