Declaración de la Emergencia por Violencia de Género

Emergencia, para no morir

Por Belén Ferrando

Género Opinión / 23 MAY 2019

Este 24 de mayo se presenta en la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de ley por la Declaración de la Emergencia en Violencia contra las mujeres.

Este viernes se presenta en Diputados de la Nación el proyecto de ley por la Declaración de la Emergencia en Violencia contra las Mujeres. Miles se reunirán en distintos puntos del país para exigir la media sanción. El Observatorio AHORA QUE SI NOS VEN dio a conocer el último registro de femicidios, desde el 01 de enero hasta el 20 de mayo, 133.

“La violencia de género es una realidad que atraviesa a todas las mujeres, niñas y adolescentes, de todas las clases sociales, siendo las de los sectores de mayor vulnerabilidad social las más castigadas.

Para las víctimas de violencia resulta dificultoso y, en la mayoría de los casos, revictimizante acceder a la justicia. Más dificultoso aún se torna acceder a las herramientas necesarias para romper con los círculos de violencia a los que son sometidas las mujeres sin acompañamientos, más acompañamientos psicológicos o económicos que los que puede proveer la autorganización de las mujeres o los movimientos ante el mal funcionamiento o la inacción de los dispositivos estatales.”

Estas líneas introductorias embanderan la fundamentación de la Declaración de la Emergencia Pública Nacional en Materia Social por Violencia de Género, la cita se dará este viernes 24 de mayo en distintas plazas, monumentos y explanadas de todo el país. La lucha por su consecución reside en el Congreso Nacional. En Mendoza se realizarán actividades en la Plaza Independencia a partir de las 16:30 hs.

La columna vertebral del proyecto plantea la necesidad de destinar presupuesto extraordinario o reasignar partidas para el despliegue de medidas de urgencia, como también la prevención y asistencia de las situaciones de violencia. El presupuesto asignado a políticas públicas de género no supera los $11,36 (anual) por persona, el recorte sufrido del 38% repercute directamente en los dispositivos de prevención, tratamiento y asistencia. Belén Spinetta, una de las referentes de la Campaña Nacional por la Emergencia, radicada en Buenos Aires, centro neurálgico donde presentará batalla la ley nos comentaba que “uno de los puntos claves de la Ley de Emergencia es la asistencia económica y la independencia habitacional y para que una mujer pueda salir de su casa y no esté atada a la situación de su pareja violenta, es fundamental que haya presupuesto”, y agregaba, “desde el gobierno nacional dijeron que iban a inaugurar 36 refugios en todo el territorio nacional, inauguraron cinco de los cuales algunos pertenecen a la gestión anterior y ahora informaron que estaban trabajando en tres más, por lo tanto, no hay una política nacional y a las mujeres nos siguen matando”.

Varios observatorios presentaron informes estadísticos sobre lo que va del mediado y eleccionario año, el Observatorio AHORA QUE SI NOS VEN registró, desde el 01 de enero hasta el 20 de mayo, 133 femicidios, y especifica que 121 mujeres fueron asesinadas en marcos de violencia de género, 4 femicidios vinculados de mujeres y niñas, 8 femicidios vinculados de varones y niños, y el mes de marzo continúa encabezando el podio con 33 femicidios en 31 días; uno de los datos configura la necesidad de acción inmediata de los agentes estatales, el 88% de los agresores eran del círculo íntimo de la víctima y el 71% de los actos femicidas perpetrados ocurrieron en la vivienda de la víctima. Según el registro nacional de femicidios realizado por el observatorio Mumalá, a partir de medios gráficos y digitales, ocurrieron 100 femicidios en 140 días.  El informe arroja la variable de1 femicidio cada 33hs, 89 femicidios (sólo mujeres), 4 femicidios vinculados de niña/mujer, 5 femicidios vinculados de niño/varón y 2 trans/travesticidio, el 13% había realizado denuncias previas. La diferencia estadística entre los observatorios es aleatoria, explican que hay casos que aún están siendo analizados para enmarcarlos en la figura agravante de femicidio, lo importante (sostienen los datos) es evidenciar el avance de la violencia machista. Hoy son más de 100 nuestras muertas.

El proyecto de ley puede sintetizarse en cuatro puntos de acción primordiales. La creación de centros de día y refugios como instancias de tránsito para la atención y albergue de las mujeres víctimas de violencia, sobre todo en aquellos casos en que la permanencia en su domicilio implique una amenaza para su integridad. También, el acceso a patrocinio jurídico, significa la puesta en funcionamiento del cuerpo de abogados y abogadas para atender a víctimas de violencia, creado por ley nº 26485 pero reglamentado en pocos puntos del país, Mendoza es una de las excepciones donde existe. ayuda económica, disponer para las mujeres en situación de violencia de una asignación económica mensual equivalente a un Salario Mínimo, Vital y Móvil, entendiendo que una de las principales consecuencias de la violencia doméstica es el aislamiento del ámbito laboral y social. Y por último, la formación y ejecución de promotoras territoriales en prevención de violencia, proponen que se incorpore un plan nacional de promotoras comunitarias en prevención y acompañamiento de mujeres en situación de violencia, siendo esta una tarea remunerada. “La mayoría de las veces somos las mismas mujeres las que acompañamos a nuestras pares en este proceso y eso no es reconocido por el Estado”, textualiza la fundamentación de la ley.

La presentación del proyecto estará acompañada con la presencia de diputadas nacionales de distintos espacios políticos, firmantes del proyecto como Lucila De Ponti (Movimiento Evita), Gabriela Estevez (FPV), Victoria Donda (SOMOS) y Cecilia Moreau (Federal Unidos por una Nueva Argentina), en total son 15 lxs diputadxs firmantes. Asimismo, estará presente la senadora rionegrina Magdalena Odarda, quien impulsará la iniciativa en la Cámara Alta. El recorrido a efectuar, si se aprueba la media sanción, es el tratamiento del proyecto en distintas comisiones, la primera es Mujer y Familia por la temática, Legislación una de las que continúan y finiquita en la aguerrida comisión de Presupuesto. El proyecto de Emergencia no es la primera vez que intenta la aprobación de una mayoría legislativa, sino que en el año 2016 dio sus primeros pasos en el Senado Nacional presentado por la actual parlamentaria Magdalena Odarda, logró la media sanción en aquel entonces, pero debido a la demanda presupuestaria que impulsa el proyecto se cajoneó.

Belén nos explicaba que a diferencia de 2016 son muchas más las organizaciones sociales y feministas que abrazan la ley de emergencia, además del trabajo realizado por la Campaña Nacional por la Emergencia en Violencia hacia las Mujeres que tiene bases y raíces en el inmenso territorio austral. Sin querer, la historia de la Campaña por la Emergencia contiene algunos puntos análogos con el proceso de la Campaña por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito. Organizaciones sociales y territoriales como CCC, CTEP, Barrios de Pie, Movimiento Evita junto a organizaciones sindicales y feministas como Voces en Rebeldía (Rosario), Las Encuentras (Mendoza), La Casa de Norma Nassif (Tucumán), Mar de Lucha (Mar del Plata), por nombrar algunas, se encontrarán este mismo viernes con distintas particularidades a exigir un cambio, un verdadero y esperanzado cambio.

“Hay un mensaje claro de antemano desde el gobierno nacional para las mujeres y son los $11 que destinan, por eso el desafío es mantener esta unidad que hemos logrado para presentar el proyecto este viernes y mantenerla en la calle para tener la fuerza suficiente para presionar y que sancionen la ley, luego, si se sanciona que seguramente será el año que viene porque vemos que el Congreso ingresa en un receso debido a las elecciones, independientemente del gobierno que fuere, tenemos que luchar para que se aplique”, nos decía Belén Spinetta, anunciando lo que el movimiento de mujeres y disidencias ya conoce muy bien, la lucha continúa.

Por Belén Ferrando

Contanos que te pareció