Sorpresas

Entre rezos y medianoche

Por Willy Olarte / Fotos Gentileza La Compañia

Teatro Cobertura / 26 ABR 2018

Sorpresas es una comedia que llega a su última función con muy buena recepción del público y la crítica.

Esta segunda temporada viene precedida de ser un fenómeno internacional, traducida a más de 26 idiomas y que en nuestro medio, se mantuvo a sala llena, combinando la comedia musical con el humor negro.

Esta pieza teatral, del estadounidense Dan Goggin (Nunsense, en el original) es un disparate sobre tablas donde un grupo de cinco monjas presentan una varieté de números con el fin de recaudar fondos para dar cristiana sepultura a cuatro de sus pares que permanecen en un freezer luego de un inesperado infortunio.

Enmarcada en el género de comedia musical, la trama se sostiene con los must del género, en una suerte de presentación revisteril, con chispazos de humor negro que son más que bienvenidos.

A esta probada receta internacional, se suman en nuestro Tajamar, los increíbles talentos del elenco vernáculo. Adrián Sorrentino (Sor Humberta) y Dario Martínez (Sor Roberta), se sabe, cargan consigo una experiencia en el teatro de risas de tal tamaño que en circunstancias distintas inclinarían la balanza en desmedro de sus pares, cosa que no sucede, puesto que el resto de la tripulación no les va en saga sino que complementan una sinergia histriónica afiatadísima. Rodrigo Navarro juega, en su rol de Madre Superiora, con una quirúrgica ironía cortamambo que aporta el peso de referencia exacto ante los desbordes de desvarío que encarnan sus compañeros; David Páez, al tiempo que presenta una Sor Amnesia naif, alegre y querible, asombra el dominio de la propia tesitura, con un “savoir faire” inmejorable.

Completa este claustro religioso, uno de los jóvenes y buenos exponentes actorales David Laguna, personificando a Sor Leo, una novicia díscola y dramatizada que despliega una plasticidad corporal que suma enormemente al personaje. Todas estas destrezas histriónicas están ajustadamente dirigidas por Aníbal Villa, quien además figura a Sor Soledad, la responsable de la funesta calamidad que hace de puntapié inicial a la trama.

Así, una fórmula que se presenta sin fisuras a la hora de lograr su cometido, entretener y hacer reír. Bravo aparte el empuje de productores como Nicolás Hemsy que se juegan por la convicción de que, ante un buen producto, el público responde.

La obra tendrá su última función el sábado 28 de abril a las 22:00 en el Tajamar. El valor de la entrada es de $200.

 

Ficha técnico artística

Ficha técnico artística

Actúan: David Laguna, Darío Martínez, Rodrigo Navarro Sarda, David Paez, Adrían Sorrentino, Anibal Villa

Vestuario: Yanina Di Munno

Iluminación: Tobias Deltin

Sonido: César Tascheret

Diseño: Darío Jaesnich

Entrenamiento vocal: Natalia Marquet

Asesoramiento estético: Adrían Sorrentino

Asistencia de vestuario: Rodrigo Navarro

Producción general: Nicolas Hemsy

Dirección general: Anibal Villa

Por Willy Olarte / Fotos Gentileza La Compañia

Contanos que te pareció