Leonardo Dolengiewich

Incesto, vampiros y precisión de relojero

Por María José Thomatis / Fotos Leandro Fernández

Cultura Crónicas del pájaro azul / 25 SEP 2018

“Él pasa horas frente al espejo. Quienes no lo conocen concluyen que es un tremendo narcisista. En cambio, sus familiares, todos vampiros como él, saben que sólo es un simple e inofensivo esquizofrénico.” Leonardo Dolegiewich

Leonardo Dolengiewich es licenciado en psicología, pero a mi cabeza no entró con una sesión. Llegó a través de las microficciones que publica en su blog y con las que conformó su primer libro: “La Buena Cocina”. Con un cínico pero a la vez meticuloso estilo propio,  recorre en breves líneas temas que no terminamos de aceptar como parte constitutiva de nuestra humanidad. Tópicos sucios, dolorosos, vergonzosos, como el incesto o la sed de violencia, entre otros. En sus letras habitan también seres mitológicos como los vampiros o los dioses griegos que sufren problemas tan mundanos como cualquiera.

Si bien no sólo es autor de microficciones, Leo se destaca especialmente en el género: dicta talleres y actualmente coordina la edición de una antología de microficciones (“Con premeditación y contundencia”) que compilará obras de sus alumnos, que parecen haber adoptado el estilo del maestro; ese que incomoda y seduce a través de lo que nos avergüenza reconocer como propio de nuestro interior.

Leonardo Dolegiewich se mete en nuestras cabezas, pero en Crónicas Del Pájaro Azul logramos que nos contara un poco cómo funciona la suya. Escuchá el podcast de la entrevista completa de Sin Retorno con uno de los mejores escritores de Mendoza.

Por María José Thomatis / Fotos Leandro Fernández


Contanos que te pareció