Embrollo de Juego

Jugar-nos en el contexto

Por Jimena Marín / Fotos Gentileza Embrollo

Cultura Entrevista / 27 OCT 2019

Del 1 al 3 de noviembre El Embrollo de Juego realizará su VIII Encuentro Anual de Juego y Recreación con referentes locales y de América Latina.

  • Charla con el Embrollo de Juego.

¿Hace cuánto no jugamos? ¿Con quiénes jugamos? ¿Cuándo nos habilitamos “ese permiso” para hacerlo? ¿En qué espacios? ¿Qué es el juego? ¿Y jugar?

Todas esas preguntas nos surgen porque hace unos días estuvimos charlando con lxs chicxs de El Embrollo, un colectivo de trabajo integrado por educadorxs dedicados al Juego y la Recreación. Su proyecto comenzó desde el cuestionamiento de las prácticas de educación clásica, esas verticalistas, unidireccionales, limitantes en los vínculos y que escinden en el aprendizaje la mente del cuerpo, las emociones, los sentires…

El Embrollo, entonces, lleva 9 años pensando, investigando y proponiendo nuevas formas de aprender, de crecer, de compartir y de vincularse. Estuvimos charlando sobre ello con Romina Jofré, Pupi para lxs amigos. Y así nos presentó al colectivo:

“Entendemos nuestra práctica educativa vinculada al juego y a la recreación. Nos abocamos en un juego que se enmarca en un proceso socioeducativo (…) Su propuesta data de una comunidad determinada, en el que interviene el conjunto de actores que conforman ese entramado social: su historia, sus características, sus potencialidades, sus destrezas, sus miedos, sus silencios”.

Allí reside un aspecto fundamental de la propuesta. Nuestro entorno, nuestra época, cultura, identidad, no son factores independientes de nuestras experiencias cotidianas. Y, como sabemos, la educación clásica homogeniza,  clasifica, divide, etiqueta: los contenidos a aprender, lxs sujetxs “que aprenden”, lxs sujetos “que enseñan”, los momentos para jugar, los momentos para aprender… Al respecto, Pupi agrega:

“Somos humanos y humanas que desarrollamos nuestras prácticas en contextos específicos, por lo que las metodologías con las que dinamizamos nuestras estrategias requieren de nuestra reflexión y nuestra sistematicidad”.

Esta mirada superadora de la educación, que apunta a prácticas transformadoras y con seres protagonistas (horizontalmente protagonistas), no es una novedad en América Latina. Grandes referentes han hecho camino y múltiples pedagogías, educadorxs y colectivos trabajan en pensar y promover nuevas formas de transitar el camino de aprender, encontrarse, crecer.

Desde estas miradas y propuestas, para quienes elegimos “ser educadorxs”, detenernos a mirar nuestro alrededor pero, también, a reconocer nuestro interior, exige mucho más compromiso, tiempo y cuerpo, que cumplir con planificaciones premoldeadas, focalizadas en estructuradas determinadas desde épocas remotas, mientras el tiempo vuela y las realidades cambian, nos interpelan, nos atraviesan. Quizá por eso, quizá por el sistema que nos envuelve (y ahoga), quizá por muchas otras circunstancias, es que no es nada fácil salirse de la norma, pasar de la reflexión teórica a proyectos concretos, ejecutables. Y es, por eso mismo, que aquellos que existen y se sostienen en el tiempo, en constante transformación, se tornan tan valiosos.

Cuando el entorno arde

Y como el contexto es determinante y, por estos días especialmente, Nuestra América ruge con pueblos enteros en las calles reclamando derechos, igualdad, justicia social y el fin de la violencia y la represión estatal, le consultamos a Pupi sobre este. Cómo se transita atentxs a ello, a una realidad difícil, amenazante, competitiva, individualizante. Y claro, el Embrollo tiene una posición definida porque no es algo nuevo a lo cual responder:

“El contexto presenta desafíos que nos invitan a encontrarnos y reflexionarnos, nuevos espacios de donde pensar el lugar de cada une en una sociedad diezmada por la presión económica (…) Desde nuestros comienzos, sentimos la necesidad de visibilizar opresiones, desigualdades, discriminaciones, pero principalmente asumimos el compromiso de potenciar y reconocer miradas inclusivas, como así también espacios y prácticas transformadoras, humanizantes, que fomentan el encuentro, el diálogo y la igualdad de humanidades”.

Y que estas respuestas sean, más que palabras, praxis, genera esperanza, moviliza a otrxs interesadxs a sumarse, a involucrarse, a pensarse como parte fundamental de una transformación que solamente puede ser colectiva.

Y la oportunidad es hoy

Y con gusto a poco, mientras terminábamos la charla, le preguntamos a Pupi como “encontrarnos” con el Embrollo, cómo hacer para saber más, para sumarnos a estas nuevas miradas de la educación, los derechos y nuestra realidad. Y nos dejó una gran invitación para ello:

“El 1, 2 y 3 de noviembre vamos a tener el 8vo Encuentro del Embrollo de juego y recreación (…) Este año nos acompaña con el lema “Jugando en el contexto para ampliar la mirada, ampliar la mirada para jugar-nos en el contexto”. Con mucha alegría y ansiedad, cada día caminamos para encontrarnos desde el abrazo, el juego y desde la charla constante con compañeros y compañeras a nivel local, nacional y latinoamericano”.

Para sumarte a este abrazo, al juego y las miradas protagonistas e inclusivas, pedí más info o inscribite en las redes del colectivo en Facebook e Instagram. Lxs encontrás como “Embrollo de Juego”. También podés escribirles al correo: embrollodejuegomza@gmail.com.

Por Jimena Marín / Fotos Gentileza Embrollo

Contanos que te pareció