Sebastián Moro presente

Justicia por Sebastián Moro

Por Jimena Marín

Historia y DDHH Opinión / 16 NOV 2020

A un año de que el golpe fascista en Bolivia asesinara al periodista Sebastián Moro mientras cubría los hechos, renovamos el pedido de verdad y justicia.

Sebastián Moro fue un periodista de esxs que no abundan. Un periodista del campo popular, comprometido siempre con su relato y sus protagonistas. En sus crónicas presentaba causas, revisaba consecuencias, leía la coyuntura política con una lucidez envidiable, producto de largas horas en la calle y otras miles, entre lecturas y debates con compañerxs, con laburantxs, con quiénes habían estado ahí, transitando lo sucedido. Buscaba voces que aportaran claridad, que explicaran ese contexto imprescindible para comprender hechos y fenómenos sociales.

Siempre lo encontrabas dónde era necesario estar. Siempre cubriendo luchas y resistencias. Siempre del lado del pueblo, del sector oprimido, de aquellxs con menos posibilidad de hacer oír su voz. 

Seba viajó a Bolivia cuando la derecha en Argentina hizo imposible su desarrollo profesional. Eligió ese país por ser un rincón de esperanza para América Latina, gobernado aún por Evo Morales, muy lejos de imaginar lo que ocurriría en noviembre de 2019. 

Trabajó y transformó el periódico Prensa Rural y la radio de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), desde donde cubrió las elecciones bolivianas de octubre de 2019 y sus posteriores denuncias de fraude. Fue corresponsal de dichos hechos para Página 12 y otros medios, adelantando lo que se cocinaba: un terrible golpe de estado, colmado de violencia para el pueblo boliviano, su identidad indígena, su wiphala y todo lo construido en los 13 años de gobierno del MAS.

Ya previo a la real concreción del golpe, las hordas fascistas persiguieron a muchísimas personas y medios de comunicación vinculados al gobierno de Evo Morales. Y con una violencia inusitada, atacaron a muchxs de ellxs. 

Hoy hace un año que este odio y esta violencia nos arrebató a Sebastián Moro, tras estar por varios días internado. La violencia no terminó con su muerte e impidió a su familia acceder a su historia clínica y demás pruebas que permitieran dar luz en el obscuro desenlace de Seba. Por eso, ante el retorno democrático en Bolivia, su familia y amigxs de ambos lados de la frontera, renovamos el pedido de  verdad y justicia por Sebastián que se ha llevado adelante durante todo este tiempo. Le exigimos respuestas tanto al país que lo acobijó sus últimos años como al gobierno argentino, que cuenta con una reconocida trayectoria en la investigación de delitos de lesa humanidad y su correspondiente aplicación de justicia.

A sabiendas que nada nos devolverá a Seba, lucharemos por verdad y justicia para él y su familia, de la misma manera que él lo hizo por tantos y tantas otras personas. 

Hasta la victoria siempre Seba!

Sebastián Moro Presente, ahora y siempre!

Por Jimena Marín

Contanos que te pareció