Caníbal

Me acaban el cerebro a mordiscos

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández

Teatro Entrevista / 04 MAY 2017

Se viene el unipersonal escrito por Gerónimo Miranda y dirigido por Carlos Lorenzi, una obra que te invita a reflexionar acerca del comportamiento... humano?

Escuchala completa

El texto nace en Bs.As. es ahí donde Gerónimo empieza a ver esos caníbales que habitan en nosotrxs y el que te espera afuera para chorearte, o el que te roba pero lo votaste. Cuando Carlos lee el texto se siente reflejado también.La idea también es hacer la obra con dramaturgia local, porque tenemos mucho para dar”, agrega Gerónimo.

El deconstruirnos para construirnos tiene que ver con ver los caníbales que viven en nosotrxs, en cada unx, y en nuestra sociedad. “Cuando uno se puede mirar al espejo sin espejo”, diría Borges, de alguna forma significa que nos hemos cuestionado y hemos descubierto quienes somos en realidad. Caníbal nos habla de esta tarea que todo ser humanx debería atreverse a llevar a cabo.

La obra sucede en un espacio circular donde el personaje se enfrenta con diferentes caníbales: el paso del tiempo, decisiones, mandatos, paradojas, emociones, prejuicios, autoengaños, temores, rencores. El Indio nos dice: “Me acaban el cerebro a mordiscos, bebiendo el jugo de mi corazón y me cuentan cuentos al ir a dormir”, porque no sólo los caníbales vienen de adentro si no que encarnan mensajes y hechos del afuera: los medios, los políticos, la falsa moral y cuanto caretaje ande suelto por allí.

Este espectáculo es claramente una puesta minimalista, con ideas existencialistas, que te insitará a “comer de tu carne”, al fin y al cabo todxs podemos ser caníbales.


Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández

Escuchala completa

Contanos que te pareció