Spaghetti Western

Por un puñado de talentos

Por Natalia Calderón Alvarez / Fotos Luis Guiñazú Fader

Música Entrevista / 29 SEP 2017

Épica del Lejano Oeste. Con la combinación de elementos simples y grandes interpretaciones, Spaghetti Western confirmó que es una banda heroica, a teatro lleno y talento puro.

“Spaghetti Western”, uno de los discos más esperados del año, que hizo crecer la ansiedad de los cada vez más numerosos seguidorxs de la banda de funk y soul, llegó a nuestros oídos a través de las plataformas virtuales a principios de septiembre pero se materializó el pasado martes 19 con la fuerza del vivo, dejando boquiabierto a todo el público del Teatro Plaza.

En los últimos años, Spaghetti Western fue una de las bandas que más escenarios transitó en la provincia. En todos sus formatos y condiciones, se fueron abriendo paso en la aridez de un paisaje musical que se vuelve cada vez más fértil y se consolidaron como una de las bandas a las que se “debía” ver en vivo. No sólo por sus ajustadas y vibrantes interpretaciones sino porque era la forma más directa de conocer su repertorio.

Así, ganaron de unx en unx seguidorxs que se convirtieron en un público cautivo y fiel que los acompañó a llenar la segunda sala más importante de Mendoza en la presentación de su primer disco. La conexión no sólo depende de los que se escucha sino de lo que se transmite, sonidos claros y directos que envuelven en una atmósfera de calma o ajustan nuestros latidos al ritmo de las bases que urden Nahuel “Chino” Lim en la batería y Ricardo “Tapa” Bernal de Quirós en el bajo. Notas que fluyen vestidas por los acordes de Gonzalo Corseda (guitarra), las melodías de Manuel Lobos desde el piano y que engalanan las voces de Francisca Figueroa y Rocío Barboza.

Afortunadamente, toda la mística de la banda pudo condensarse en su primer disco de estudio. Ocho canciones que nos transportan a fuerza de groove y cadencias melódicas. Grabado y producido en Estudio Páramo por Gonzalo del Peral junto a los propios Spaghetti. Tras un proceso de pre producción junto a Nicolás Riquero y Federico López. Lo que decanta en un cuidado del sonido en cada paso del trayecto, desde registrar los ensayos en cassette hasta la sala de grabación.

No es menor que quienes fueron responsables de la grabación del disco -Del Peral y Fernando Cremaschi - estuvieran encargados del sonido en la propia presentación del disco. Lo que contribuyó a la calidad sonora que distingue a la banda.

Otro punto a resaltar de esta presentación es que se trató de una producción totalmente autogestiva, desde la propia banda y con Nicolás Arias (La Casa de Rick), que logró llenar con casi mil espectadores el Plaza.

En las casi dos horas de show, todos estos ingredientes se “cocinaron” en un manjar perfecto. El precalentamiento del público estuvo a cargo de Microondas, con una propuesta divertida que captó la atención de los asistentes. Sobre el escenario, la escenografía recreó la calidez de la tapa del disco, un espacio que conjugaba elementos de estilo provenzal con vestigios de arte asiático. La disposición de la banda en total visibilidad, con luces que acompañaron lo musical pero podrían haber contribuido - aún más -  a la generación de ciertos climas.

Al repaso de cada uno de los temas del disco, comenzando por “Trotamundo”, se le sumaron otros como “Lion” o “Smile”. Rápidamente, parte de la platea del Teatro se levantó para bailar con “Japonés” o “Ir y venir”, si la propuesta es - justamente - dejarse fluir, limitarse a lo estático no es la opción. Esa fluidez y naturalidad, características de la propuesta de Spaghetti, se dio en toda la progresión del set, con pocas interrupciones para agradecer al público o ajustar detalles técnicos. En “Superficial / Mantra” es imposible despegarse del hechizo de la voz de Francisca Figueroa, quizá la mejor cantante de la escena actualmente, que no necesita adornos ni imposturas y a quien complementa perfectamente Rocío Barboza. La ovación también fue para el Chino Lim en su solo de batería en “7 / 8”.

Con un talento asumido con sencillez, lxs Spaghetti Western se convirtieron en héroes y heroínas de una escena que se consolida, no por golpes de suerte y "éxito", sino con la constancia del trabajo sobre los escenarios y fuera de ellos.


Por Natalia Calderón Alvarez / Fotos Luis Guiñazú Fader

Contanos que te pareció