Ana Prada

Renovar/se en plena creación

Por Jimena Marín

Música Entrevista / 06 SEP 2018

Ana Prada llega este domingo a Mendoza, con banda completa, a cerrar su gira por Cuyo.

Escuchala completa

Sencilla, alegre y en proceso de “renovación”,  la cantautora uruguaya regresa a nuestra provincia con un espectáculo gestado con compromiso y amor. 

En una cálida charla en el Aire SR nos contó cómo surgió la idea de esta gira, llamada “Renovarse” con la que se presentará este domingo a las 21 en el Teatro Selectro. Con diccionario en mano y las distintas acepciones del concepto “renovar” que éste le ofreció, Ana definió cada uno de los condimentos que integrarían este show.

El espectáculo incluye “canciones que ya no toco más, que compuse hace años, que quedaron por el camino, que no entraron en un disco, que grabé con otras personas y después nunca canté”, comenzó detallando.

También se suman temas que interpreta sola con guitarra en mano, sin su banda, en un volver al momento de su origen,  “su primer estado”.  En respuesta a la definición de “renovar”  que alude a “dar energía a algo, transformarlo, reiterar o publicar de nuevo”,  Ana pensó en interpretar sus temas clásicos y siempre solicitados, como “Tu vestido”.  Finalmente, y atenta a todo el proceso de creación de este show, nos citó un último sentido del concepto: “En la Iglesia Católica, dicho de un sacerdote: consumir las hostias antiguas y consagrar otras”. Ante éste,  agregó entre risas, “hacemos Soy Pecadora”.  

Ana Prada, la artista

Ana Prada es una mujer del litoral uruguayo y con sus canciones, su personalidad y su compromiso ha recorrido diversos escenarios de Uruguay, Argentina, buena parte del resto de Latinoamérica y Europa.

A través de sus tres discos, cuya composición refleja todo un transitar y crecer personal y profesional, supo conquistar a su público y a numerosos colegas con quienes ha compartido estudios de grabación, discos, canciones y escenarios. Es el caso de Paulinho Moska, León Gieco, Ruben Rada, Fernando Cabrera, Kevin Johansen, Jorge Drexler, Liliana Herrero, Lisandro Aristimuño y Teresa Parodi.

Su primer disco "Soy Sola'' abrió las puertas de su carrera como compositora y cantante solista en 2006. Con la llegada de su segundo álbum, en 2009, "Soy Pecadora”, terminó de instalar el 'anapradismo' en la región. Las fronteras de nuestros países latinoamericanos, sin embargo, no le significaron un límite y también estuvo girando por gran cantidad de ciudades de España, así como por Estocolmo y Copenhague.

En 2012 creó, junto a la bajista cubana Yusa, el proyecto “Crema y Chocolate”. Y ese mismo año participó del Festival Americanto en nuestra provincia. De esa experiencia, Ana nos compartió una divertida anécdota con la cual describió a sus seguidorxs locales:

“Un público divino que a mí me ha perdonado un montón de cosas, como que en Americanto, cuando agradecí, lo hice a Córdoba en vez de Mendoza”, cuenta riendo. “Estaba lleno y de repente se acerca el Loco Juan y empieza a gritar. Me arrimo y escucho que me dice ‘estás en Mendoza’. La cuestión es que no sabía cómo pedir disculpas”, recordó.  

La carrera de Ana Prada no ha parado de crecer desde entonces. En 2013 grabó “Y qué más”, junto a Teresa Parodi y apenas terminó esa gira, editó su tercer disco solista “Soy Otra”, producido por Ariel Polenta.

En 2015 hizo una recopilación de sus tres discos en la gira “Otra pecadora sola”, cuando también visitó la provincia. Junto a Pata Kramer, también cantautora uruguaya, en 2016 gestaron “Canciones yeguas”.  

Conciencia artística

Sus tres álbumes solistas: “Soy sola” “Soy pecadora” y “Soy otra” transmiten conceptos, experiencias, emociones, posicionamientos. Dicen sobre un sentir y vivir personal, femenino, latinoamericano/rioplatense, que inequívocamente para muchxs (sobre todo para muchas) se hace propio. Con sus discos, letras, ritmos y melodías, Ana Prada se ha transformado en banda sonora de muchos momentos y causas de nuestras vidas.  

Sobre su recorrido y compromiso con causas sociales y el feminismo, particularmente, Ana nos dijo:

“Estoy comprometida con estas causas porque no puede ser de otra manera. No es que yo haya tomado la bandera feminista y después escribí tal o cual canción. Yo simplemente hablé de mi vida, de la vida desde la visión de una mujer, punto. A partir de esos discos, se me fue tomando en esos lugares que acepto y asumo, y también defiendo”.

Sin dejar de destacar que no puede ni quiere ser definida como “luchadora feminista” por respeto a aquellas que ponen el cuerpo día a día en la defensa de los derechos de las mujeres, agregó, “Yo canto, hago canciones y, desde mi lugar, cuento, narro, una realidad que es común a un montón de gente”. Conciente del potencial y el valor de esta “revolución de mujeres”, que trasciende credos y partidismos, la artista se manifiesta orgullosa y esperanzada en este proceso masivo, que “yo no voy a llegar a ver, pero está ahí, está latente”.

La renovación merece un brindis

Cargada de anécdotas y agradecimientos a Argentina y su gente, Ana llega a Mendoza para cerrar su Gira por Cuyo “con unos vinitos”. Muy cercana a nuestro país, reconoce la preocupación que le genera el presente que atravesamos:  

“Conozco mucho la realidad de Argentina porque es mi segundo hogar. Trabajo más allá que acá, mis discos salieron primero allá, incluso tengo familia y grandes amigos allá. Sé que es un gran esfuerzo para las personas salir de su casa, pagar una entrada. Lo único que puedo ofrecer es darles lo mejor que podamos y que nos vayamos más contentos. El arte siempre tiene esa cosa catártica”.   

Ana Prada regresa a Mendoza en este 2018, año que eligió para renovarse, crear y afianzar. Excusa para hacer canciones, cantar, bailar, conocerse y encontrarse.

Ficha Técnica

Día y hora: Domingo 9 de setiembre, 21H

Lugar: Teatro Selectro (Capitán Fragata Moyano 102, esquina 9 de Julio de Ciudad)

Entradas: de $300 a $350 en Boletería del Teatro o en https://www.eventbrite.com.ar

Banda: Ariel Polenta (teclados), Juan de Benedictis (guitarras), Julián Semprini (batería) y Pablo Giménez (trombón/accesorios). 

Por Jimena Marín

Escuchala completa

Contanos que te pareció