Cortodramas 2018. Óperas Primas

Semillas que crecen en el campo escénico

Por Jimena Marín

Teatro Cobertura / 01 OCT 2018

Con estrenos de Lila Glass, Ariel Rozen, Daniel Gallo Piña y Ana Macías, comenzó “Cortodramas 2018. Óperas Primas”. Este fin de semana hay una nueva oportunidad para disfrutarlos.

El Ciclo Cortodramas llegó como aire fresco a la escena del teatro local y, desde octubre de 2011 a diciembre de 2016, promovió la renovación de la dramaturgia, desafió a nuevxs directorxs y escritorxs y significó descubrimientos y buenos momentos para el público mendocino.

Pablo Longo, Manuel García Migani y Vanina Corazza, lxs directorxs promotorxs del ciclo, cumplieron así el objetivo de motorizar nuevxs hacedorxs en la dramaturgia local. Por ello, a partir de 2018, resolvieron dar un paso cualitativo y privilegiar los procesos creativos como forma de aprendizaje y experimentación sostenido, mediante un circuito de intercambio y análisis entre lxs creadorxs, equipos seleccionados para el evento y colaboradorxs externxs. Y bajo esa premisa se concebió la versión Cortodramas 2018: Óperas Primas.  

En Sin Retorno nos dimos el gusto de asistir a dos de los cuatro cortodramas presentados en esta ocasión. Con una dinámica fresca, amigable, descontracturada e íntima, pudimos disfrutar de cerveza artesanal y algunas empanadas caseras en el bello patio del Teatro El Taller.

A continuación, te contamos un poco de estas propuestas que aún podés ver y sentir en vivo, el próximo fin de semana. 

Bestias bajo la luz de la noche 

Bestial, ópera prima de Ana Macías (foto portada), arremetió como una cachetada de realidad en la sala. Centrada en el presente de cientos de mujeres y personas trans en situación de prostitución, la narrativa teje hábilmente recuerdos y sueños, risas y llantos, violencias y dolor, sororidad y amistad. Las dramáticas interpretaciones exponen a personajes que “hablan con y a través de sus cuerpos” y dan lugar a lo tragicómico, el color, la música y el baile. El espacio escenográfico y el vestuario desplegado en la puesta posibilitan que este cortodrama cumpla acabadamente con las expectativas que genera en el público desde su primer cuadro.

El equipo que compone esta puesta está integrado, además de su directora, por la actuación de Leandro Poquet, Ana Blanc, Facundo Nieto, Selene Búmbalo, Constanza Vargas, Florencia Nicolás, Karin Mercado, Pablo Astudillo, Agustín Daguerre; la escenografía y arte de Daniela Páez; el diseño lumínico de Katy Morales; asistencia coreográfica de Romina Iniesta; asistencia de dirección de Karin Mercado y fotografía de Santiago Ruiz. 

Perderse para encontrarse

Por su parte, Ariel Rozen presentó su ópera prima Displasia Bilateral y con ella también expuso al público a una revisión de la construcción social y cultural contemporánea. 

La búsqueda del interior y la verdad, el autoconocimiento, la limpieza y el contacto con la madre tierra, junto a los falsos discursos, saberes y negociados en instancias y experiencias de sanación se desarrollan en escena, mientras una voz conciente y disruptiva acude a terminar el hechizo. Como consecuencia, se disparan nuevas críticas y verdades cuestionables y movilizantes de nuestro presente.

Los recursos utilizados (escenografía, vestuario, efectos lumínicos y de sonido) y los interesantes y contrapuestos personajes, insertan a lxs presentes a ese espacio/tiempo cortodramático del que, quizá, no puedan salir del todo.

Actúan en esta puesta: Silvina Ormeño, Ignacio Tutera, Lucia Carlen, Celina Ruth, Raúl Ricardo Rojas, Oscar Ferreras, Denis Sanz y Emanuel González. 

Cierre 2018

Las óperas primas señaladas se verán por última vez el próximo fin de semana en el marco del ciclo Cortodramas en el Teatro el Taller (Granaderos 1964, Ciudad). 

Así, el viernes 5 a las 22 se presentará La patria es el patio de atrás, con la dramaturgia y dirección de Daniel Gallo Piña, seguido por Equilibrio precario, ópera prima de Lila Glass. Y el domingo 7, desde las 21, Bestial, de Ana Macías y Displasia Bilateral de Ariel Rozen.

En cada ocasión, la entrada general tendrá un valor popular de $100 y la invitación promete una experiencia profunda e interesante de atravesar.

Por Jimena Marín

Contanos que te pareció