Buenos Aires al Pacífico

Una pregunta al mundo

Por Jimena Marín / Fotos Leandro Fernández

Audiovisual Entrevista / 29 NOV 2018

Buenos Aires al Pacífico es una película independiente en todas sus acepciones. Invita a subirse a su onírico viaje, transitar sus múltiples carriles y descubrir infinitas partidas o llegadas.

Escuchala completa

Mendoza es foco inengable de producciones audiovisuales valiosas, creativas y difusoras de la identidad y acervo cultural local. A pesar de no ser polo industrial y de los vaivenes de crisis políticas, sociales y económicas, siempre encontramos en el cine recovecos que logran superar dificultades y realizar proyectos de calidad.

Un clarísimo ejemplo de ello es la película documental “Buenos Aires al Pacífico” dirigida y guionada por Mariano Donoso quien, junto a Mariana Guzzante, guionista y productora, y Emma Saccavino Ganem, productora y responsable de la investigación y selección del archivo fílmico, visitaron el #AireSR para contarnos de esta producción que se encuentra recorriendo con mucho éxito festivales internacionales y que este sábado 8, a las 20H llega al Cine Universidad.

“Esta historia comenzó con tres personas más. Somos 6 en total. Hace cuatro años y medio, más o menos, se nos ocurrió hacer una película siguiendo la traza del Buenos Aires al Pacífico que era un tren que se fundó casi con este país. La tesis de la película es que el país se funda con los trenes y con el cine”, señaló Mariano Donoso.

Este trinomio de importantes génesis que surgen en este periodo es el eje motivador de la película. Y en el desglose del presente de estos, con la desaparición casi total de los trenes en la Argentina (y definitiva en el caso del Buenos Aires al Pacífico), Mariana Guzzante reflexionó sobre el intento fallido del cine de ser una proyección cargada de esperanzas y posibilidades de transformar la realidad.

“De todas maneras, toda forma de arte desprende muchas otras cosas que van mucho más allá de lo global (…) genera pequeños universos donde sí puede existir algo. En ese sentido, creo que las películas independientes son los pequeños universos donde todavía sí puede crearse algo: de riesgo, de vértigo, de preguntas y de un atisbo de poner en juego la salvación”, manifestó.

De etapas y procesos

Como todo film, Buenos Aires al Pacífico implicó sus sucesivas etapas de preproducción, rodaje y postproducción.

En el desarrollo inicial el relato se imaginó, creó, tomó forma de guión y de posibles futuras imágenes. Por su parte, el rodaje (que llegó a romper con mucho del molde estructurado e ideas preestablecidas), comenzó con 15 días siguiendo la traza del tren protagonista, con una emotiva parada en Junín:

“Nos conmovió profundamente. Allí hay una cooperativa, hay un taller de reparación de trenes, en un espacio donde hubo 5000 operarios en la época de oro del tren y hoy hay alrededor de 40 personas que resisten y a quienes le dedicamos la película”, describió Emma Saccavino Ganem.

Otra instancia del rodaje consistió en filmar mucho sobre la historia del tren en Mendoza. También Emma viajó a Buenos Aires a comprar material del Archivo General de la Nación, recopilando bastante de éste, y Mariano fue a Chile, a seguir el recorrido del tren hasta Valparaíso. Finalmente, en este periodo de cuatro años, Mariano y Mariana generaron las voces en off.

“Un proceso muy largo y caótico que culminó en un producto que nos está dando muchas satisfacciones”, resaltó Emma.

Respecto de las decisiones narrativas y estéticas de la película, que carga con el distintivo sello artístico de Mariano Donoso, éste explicó:

“Más que decisiones son contradecisiones. La idea es evitar, más que buscar destinos. Y una manera de evitar es perderse, abandonarse a que las cosas vayan llegando. Es la única forma en que pensamos que una película, que aborde alguna temática, tiene algún sentido ya”.

Y recalcando el concepto de cine independiente como aquel no determinado por el poder de los fondos que otorgan grandes monopolios o empresas, acotando los contenidos, pero advirtiendo que esto no afecta a la industria local (muy por el contrario, los fondos y subsidios huyen de la misma), Donoso destacó que,

“Finalmente la independencia debe ser total, independiencia de categorías. Un método de deconstrucción de todo, de roles, de ideas preconcebidas, de las maneras de abordar una persona, una entrevista. Evitar lo que se viene haciendo (…). De alguna manera yo pienso que un documental  es un espacio de incertidumbre y de pregunta real. Debe preguntar algo al mundo”.

Así, Mariano reniega de la idea del audiovisual educativo, comunicador de saberes, pero subraya que es muy útil para preguntarse, desaprender las estrategias predeterminadas y establecidas. De allí que Buenos Aires al Pacífico parte sin ninguna certeza y presenta decires, entrevistas, imágenes, sin un discurso único, una verdad absoluta o resuelta, un estilo estético o género uniforme. Toda esa gran armoniosa y cuidada mezcla es lograda a través de un claro relato onírico.

“Es un tipo de película que uno no sabe cuándo la comienza y no sabe cuándo está terminada (...) Le dimos un final con el objetivo de presentarla en el GRABA, que es el festival audiovisual de Mendoza, (…) porque ya existía el compromiso”, advierte el director.

Al encontrarse con la película, su expectador/a recorre un relato en espiral, sin un principio, un medio o un final. Incluso, existen tres posibles finales, que podrían ser muchos otros, o ninguno. 

Denuncia poética

Muchos relatos y personas construyen la película, como inspiración, sueños, fantasmas vivos y muertos, situaciones reales y ficticias, entrevistas que se sumaron (o no) en el montaje final. Juntxs generan la identidad y el espíritu de este audiovisual. A través de ellxs, Mariana Guzzante destacó que la película constituye una denuncia poética a la idea del ferrocarril como sinónimo de progreso cuando se trató, en realidad, de un gran mecanismo de explotación.

En esta estación

Buenos Aires al Pacífico llega este sábado 8 de diciembre a las 20H al Cine Universidad, lugar donde nació públicamente y un espacio recuperado del ferrocarril. Un círculo armonioso que se cierra o, quizá, recomienza.

Luego, viajará en 2019 al Malba, seguirá recorriendo festivales y todos los rincones y márgenes posibles del país porque, como Mariano Donoso recuerda, se trata de una película independiente, soñada y gestada desde Mendoza, un lugar en el mundo lejano y ajeno a todos los polos reconocidos de la industria audiovisual. Es una experiencia viva, buscada y desarrollada conscientemente desde la resistencia y ésta sólo se habita en los márgenes.

“El camino que le queda es ese. Pasarse, en lo posible y si lo quieren, en la última escuela de alguna provincia de Argentina o de algún país latinoamericano. Ese sería el más grandioso de sus fines”.

Estreno en Mendoza

BUENOS AIRES AL PACÍFICO, de Mariano Donoso Makowski

Sábado 8 de Diciembre | 20h
Martes 11 de Diciembre | 22h
Cine Universidad. Nave Universitaria (Sala Verde) | Maza 250, Cdad
Entrada: $120 (Sáb) // $60 (Martes)
 

Por Jimena Marín / Fotos Leandro Fernández

Escuchala completa

Contanos que te pareció