Pañuelazo por el aborto legal

Verde que te quiero verde

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández y María José Thomatis

Género Entrevista / 13 MAY 2018

El jueves 10 de Mayo se llevó a cabo en la provincia de Mendoza el Pañuelazo Verde organizado por más de 250 comunicadoras y periodistas, a favor del aborto legal.

Hace aproximadamente 10 días se armaba un grupo de WhatsApp de periodistas y comunicadoras con la propuesta de realizar una actividad juntando firmas para acompañar la Ley de interrupción voluntaria del embarazo, ese grupo en menos de dos días superó la capacidad de cantidad de gente, esto nos sorprendió a todas.

¿Es que había tantas mujeres que se dedican a la comunicación hermanadas en la idea que el aborto debe ser legar? Al parecer si. A partir de esa iniciativa, muchas pudimos conocernos, saber la realidad que vive cada una, debatir, pero por sobre todas las cosas, unirnos y empezar un nuevo camino de sororidad dentro de la Comunicación como tal.

Nos comunicamos con Jimena Marín, ella es periodista, productora radial, integrante del IDEGEM y de la Red Par; y una de las voceras de las Comunicadoras por el aborto legal. Jimena nos comentó detalles de la ley por el aborto legal, seguro y gratuito, sobre el #Pañuelazo y el rol decisivo que cumplen los medios de comunicación en relación a este tema en particular.

“Esta iniciativa surge a partir del debate que se está dando en comisiones en Diputados, en relación a la ley de interrupción voluntaria del embarazo, [...] el objetivo es convocarnos para visibilizar nuestro apoyo al tratamiento y al debate en una primera instancia, de una temática tan importante que es la necesidad de legalizar  una práctica que hoy se realiza de manera clandestina y en donde muchas mujeres pierden la vida”.

¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de un alto porcentaje de muertes por abortos clandestinos?

En 2015, desde el Ministerio de Salud de la Nación se reconoció que en nuestro país se realizan entre 370 y 522 mil interrupciones de embarazos por año. Estos datos son parciales, ya que la única información disponible al respecto es el número de hospitalizaciones producidas en los establecimientos públicos por complicaciones relacionadas con abortos, ya que al tratarse de una práctica clandestina no se puede conocer la cifra real. Además, estos datos no menores, no distinguen entre abortos espontáneos y provocados.

Si federalizamos el panorama, la situación se complejiza, ya que se marcan grandes diferencias, en cuanto a la mortalidad materna entre las provincias, por ejemplo: en el caso de la Ciudad de Buenos Aires era de 14 por 100 mil pero en el caso de Formosa llegaba al 166 por 100 mil, casi 12 veces más alto. Las jóvenes hasta 20 años alcanzan el 23% de las muertes maternas, las mujeres de entre 20 y 34 años, el 53,8% y las mujeres de 35 años o más, el 35% restante. El 26% de las muertes ocurren después de la semana 20 de gestación. Estos datos nos dicen que el aborto es un claro ejemplo de las desigualdades en el desarrollo socioeconómico de los países. La OMS nos dice que el 97 % de los abortos inseguros ocurren en países de África, Asia y Latinoamérica.

“No podemos ser ingenuos-ingenuas en reconocer que los medios masivos reproducen sentido, crean posición, por tanto abordar con la seriedad que implica una problemática de salud pública que cuesta la vida de muchísimas mujeres año a año en nuestro país es algo de muchas seriedad, y el hecho de que no se haya realizado un tratamiento consciente de este tema los 6 proyectos anteriores, tiene su grado de responsabilidad los medios de comunicación. Reproduciendo ciertos mitos y llevando a cabo sólo análisis absurdos, éticos y morales y no incluyendo análisis de datos fehacientes, históricos, jurídicos y filosóficos”.

La ley de aborto legal prioriza la vida de las mujeres. Que haya o no haya ley las adolescentes, jóvenes y mujeres recurrirán de todas formas a hacerse un aborto clandestino. La pregunta es, ¿porqué esa mujer llega a esa instancia? ¿Porque le encantaría pasar por la experiencia de realizarse un aborto y pagar sumas inalcanzables para poner en riesgo su vida? o ¿Porque claramente la educación sexual en las escuelas no se está implementando del todo? tal vez ¿Porque no puede acceder a métodos anticonceptivos o si accede su pareja la obliga a no usarlos? y ¿Si esa mujer es víctima de trata? y ¿Si esa mujer ha sido abusada y esperar a que un juez la autorice hace que esa espera ponga su vida aún más en riesgo?

“Es un derecho de las mujeres y las personas gestantes, tiene que ver que es una práctica clandestina, corroborada con números y datos fehacientes del Ministerio de Salud de la Nación y de la OMS. La legalización y la despenalización no van a promover mayor cantidad de abortos porque ya sucede en la clandestinidad y esta clandestinidad es la que más muertes, o mujeres que luego no pueden tener hijos o llevar una vida sexual y reproductiva con total normalidad”.

El hecho de que hoy esté penalizada la interrupción voluntaria del embarazo, no ha hecho que no se practique y eso es fundamental tenerlo en cuenta cuando hablamos de salud. La OMS confirma que “En países donde el aborto está prohibido o sólo se permite para salvar la vida de la madre o preservar su salud, sólo uno de cada cuatro abortos se hacen de forma segura”.

Crónica del Pañuelazo. Por Majo Fernández

Crónica del Pañuelazo. Por Majo Fernández

El jueves a las 17.30 horas ya la convocatoria iniciada por wsapp estaba llegando a nuestras expectativas. Como cifras finales se lograron reunir 300 firmas al petitorio.

En la plaza Independencia estábamos reunidas y hermanas mujeres periodistas, hacedoras de prensa y comunicadoras que en algunos casos no nos habíamos visto nunca. Lo más impactante  es que todas veníamos de medios distintos, de objetivos distintos, con edades muy diferentes y también con gran diversidad en cuanto a banderas políticas, pero el objetivo era uno, plantear la necesidad de lograr la despenalización del aborto, comprometernos en una comunicación más comprometida desde cada puesto de trabajo con nuestras pares y hacia todos los segmentos. Asumir un rol social desde nuestro espacio.

En el pañuelazo fueron muchos los abrazos, el reencuentro y el deseo de seguir realizando actividades en conjunto en pos a una comunicación real, con conciencia de género y de sororidad con las pares. Clima hermoso y fuerte.

Vinieron colegas de todos los puntos de la provincia. Reencuentro, Conocerse, gestionar colectivamente, apoyarse.

Contamos con gran apoyo y difusión de los medios y de nuestros compañeros de prensa que ayudaron con su presencia a que podamos retratar y vivir esta jornada plenamente.

Ver todas las fotos en la #CoberturaSR de Facebook

 

Por Priscila Jardel Castello / Fotos Leandro Fernández y María José Thomatis

Contanos que te pareció