La 7722

El agua y sus guardianes

Por Gaby Maturano / Fotos Leandro Fernández

Historia y DDHH Cobertura / 03 NOV 2021

El fallo de la Corte Suprema de la Nación prendió todas las alarmas y movilizó hoy a miles de mendocines que, sin dudarlo, volvieron a las calles.

Se sabía, la minera San Jorge no se resigna a que el valioso tesoro que guardan las montañas de Mendoza no sea suyo. Luego de que la Corte provincial declarara la vigencia plena de la ley 7722 y fracasara el proyecto de modificarla (con acuerdo entre radicales y justicialistas) en 2019, la empresa decidió ir con su reclamo a la Corte nacional.

Repasemos, la histórica movilización que tuvo lugar en diciembre de 2019, le dio una lección a la política de entrecasa: el agua de Mendoza, no se negocia. El lema histórico de los movimientos sociales por el agua pura se materializó en varias jornadas donde nadie se movió de las calles, incluso cuando la policía se lanzó a la caza de les manifestantes.

Y no es para menos, a las niñas y niños mendocinos nos enseñan desde muy pequeñxs que el valor del agua en nuestra provincia es extraordinario, que no hay que perder ni una gota; las publicidades oficiales prometen severos castigos a quienes se atreven a baldear una vereda, lavar un auto o llenar una pileta en verano. Entonces, 2 +2 es 4, la lucha contra la minería a cielo abierto, que utiliza cantidades exorbitantes de agua y productos químicos considerados muy tóxicos, se justifica sobradamente.

“La cordillera que linda está y si la tocan qué quilombo se va a armar”

Desde su promulgación en 2007, la 7722 le puso coto a la actividad minera y, durante 14 años, ha sido infranqueable para los intereses de las grandes corporaciones extractivistas. Los intentos por derribarla han sido muchos e intensos, pero la denominada popular (y hermosamente) como “guardiana del agua” tiene sus guardianes. Y así como en 2019 fracasó aquél intento, hoy una nueva amenaza se cierne sobre ella y a las calles acudieron quienes piensan defenderla.

“Otras sustancias”

Para la Corte Suprema de la Nación, que acaba de protagonizar una escandalosa elección que llevó a la presidencia del tribunal a Horacio Rosatti, hay una suerte de indeterminación en el artículo 1° que describe la prohibición de químicos para la minería local. Así la declaración de inconstitucionalidad aprobada por la máxima autoridad judicial de la Nación alcanza a los términos “otras sustancias similares”, abriendo una caja de Pandora que les activistas ambientales no piensan dejar pasar.

Las sustancias indeterminadas a las que se podría echar mano si no hay una rápida resolución para prohibirlas, lo cual depende de la voluntad política de les legisladores provinciales, podrían ser el xantato, la poliacrilamida, entre otras. En realidad, la indeterminación no tenía que ver con desconocimiento, si no con la seguridad de que esas “otras sustancias”, varias, podían ser tan dañinas como las mencionadas explícitamente.

El agua del pueblo

Este 2021, que transitamos con miedos y resquemores por la impensable pandemia de coronavirus, ya ha visto varias movilizaciones importantes en las calles, principalmente ligadas a los movimientos de mujeres. Esta nueva convocatoria para defender el agua planteaba un desafío todavía no probado: saber qué fibras quedaban intactas para impulsar a la gente a las calles ante el peligro de que la megaminería se cuele por esa hendija dejada por la Corte nacional.

Y el desafío fue ampliamente superado, en número, en compromiso, en los carteles con marca casera, en las consignas intactas, en los cantos colectivos, en los colores compartidos, los tambores y sikuris, les infaltables referentes, las organizaciones, la política. La alegría de ver de cuadra a cuadra que la columna no se terminaba nunca. El llamamiento fue potente y la respuesta indudable. El agua de Mendoza no se negocia, no hay ni habrá licencia social para actividades que la contaminen. 

“Mendoza es hija del agua” (pancarta del Nolo Tejón, en una contramarcha vendimial)

Hay una cuerda sensible en nuestro ADN que no transa: es esa imagen de la cordillera blanca en invierno que anuncia un verano con agua, son las acequias, los surcos para la producción del vino, es abrir la canilla y poder llenar un vaso y la pava para el mate. El agua en Mendoza es una bandera, como esa hecha con retazos de Vendimia que camina las calles cuando la “guardiana” llama.


Por Gaby Maturano

Licenciada en Comunicación Social y en gatos. Elección profesional alternativa ante la imposibilidad de ser astronauta. 

Productora de radio renegada. Trabajó eventualmente en Radio Nihuil, Radio Nacional y FM Brava. Durante más de 20 años se desempeñó en la producción de Radio Universidad, a la cual vió nacer en 1992. 

Fue parte del colectivo La Hidra de Mil Cabezas. Llegó al feminismo intuitivamente y activa por la comunicación no sexista desde la Red Par. Se reenamoró del sonido a través de los podcast, una forma de hacer radio en nuevos términos. Abordará diversas temáticas en paisajes sonoros y podcast especiales. Lema: ¡Salud y Alegría!

/ Fotos Leandro Fernández

Para vos que seguis nuestros contenidos

Este proyecto resulta del talento, el amor y el laburo autosustentado de un gran equipo. Si te gusta lo que hacemos y nos querés bancar con un mimo, invitanos un cafecito!!!!

Te estaremos muyyyy agradecides!!! Y sino, recordá que compartir y difundir nuestros contenidos es de mucha ayuda también!!!

Invitame un café en cafecito.app

Contanos que te pareció