Last night in Soho

La ciudad de los sueños rotos

Por Milagros Martín Varela

Audiovisual Multiversos Expandidos / 24 NOV 2021

La última película de Edgar Wright nos lleva al Londres de los 60 para mostrarnos los claroscuros de la ciudad en la que las mujeres buscaban construir sus vidas.

“Ya hice esto. Puedo hacerlo otra vez. Como todas las otras veces. Lo tratas como un trabajo. Te armas de valor. Finges no estar presente. Una se distancia. Describe. No soy yo. No es mi carne. No estoy aquí. No más que una abeja…” (El cuento de la criada, temporada 3, episodio 11: Mentirosxs).

Las palabras que June nos susurra -mediante la voz en off de Elisabeth Moss- cuando está a punto de ser atacada por el Comandante Winslow, podrían pertenecer a Sandie Collins (Anya Taylor-Joy) en Última noche en el Soho (Last night in Soho, 2021). Se trata de la recientemente estrenada película de Edgar Wright, que también ha sido traducida como El misterio de Soho. En algunos casos, se la ha calificado en el género de terror; en otros, se ha dicho que se trata de un thriller psicológico y también se han establecido fuertes similitudes, a modo de homenaje, con Repulsión (Roman Polanski, 1965). Ese es un debate que optaremos por dejárselo a lxs especialistas. 

Pero sí es necesario mencionar, a modo de introducción de esta columna, que el último filme de Edgar Wright es bien distinto a sus trabajos anteriores (Scott Pilgrim vs. The World y Baby Driver son dos de sus películas más famosas de la última década).

Es evidente que Last night in Soho es un gran homenaje del director al cine de la década de los 60 y lo demuestra con cada elemento de la película: se destacan la musicalización, el diseño de producción y la participación de tres grandes estrellas de la industria de aquella época: Diana Rigg (Lady Olenna en Game of Thrones), Margaret Nolan y Rita Tushingham. Rigg y Nolan murieron en septiembre y octubre del 2020, apenas unos meses después de finalizar el rodaje con Wright. Es por esto que al principio de la película se ve la dedicatoria “para Diana” y, al final, “en memoria de Margaret Nolan”. 

"Las luces son mucho más brillantes allí. Podés olvidarte de todos tus problemas, de todas tus preocupaciones. Así que ve a la Ciudad, las cosas serán geniales cuando estés. En la Ciudad, ningún lugar mejor, te lo aseguro. En la Ciudad todxs esperan por vos" (Downtown, versión original de Petula Clark en 1964, reversionada por Anya Taylor-Joy para Last night in Soho). 

Al ver la película con las gafas violetas es inevitable notar que entre los principales temas que trata están la nostalgia por épocas pasadas y la mujer que se va de la calma del campo a la vorágine de la ciudad para cumplir su sueño de profesionalizarse y cómo esos sueños son ultrajados.

La premisa es la de una joven que vive en las afueras de las ciudades inglesas, Ellie (Thomasin McKenzie) que -enamorada de la moda y de los años 60- recibe una beca para ir a estudiar diseño en Londres. Más precisamente, va a parar a Soho, una zona muy pequeña que, hasta los 80, se caracterizó por la vida nocturna que ofrecía. 

Alojada en una antigua casa que pertenece a una misteriosa mujer mayor (Diana Rigg), Ellie empieza a soñar con la historia de una joven -como ella- que vivió en su misma habitación en los 60. Su nombre era Sandie y aspiraba a ser cantante.

Pronto, los sueños de Ellie pasarán a convertirse en ¿visiones? ¿alucinaciones? ¿el pasado fusionándose con el presente? Imposible saberlo, y esa incertidumbre de no saber qué está sucediendo es de lo más destacable de la película. A través de un montaje exacto, cronométrico, pasajes de planos amplios a pequeños, elementos simbólicos y actuaciones supremas, lxs espectadorxs se sumergen en la sensación que describen (advierten) lxs personajes varias veces en la película: “Londres puede ser tan agobiante”

"¿Por qué me llevaron por mal camino? Porque anoche en Soho dejé ir mi vida. Nunca te dije sobre algunas cosas que he hecho. Estoy tan avergonzadx de haber pensado que mi estúpido pasado había terminado. Estaba segurx de que haría un nuevo comienzo. Lo intenté con todo mi corazón, tuve sueños y los rompí en dos" (Last nigh in Soho, Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich, 1988).

El acoso a las mujeres está presente a lo largo de todo el filme, desde las miradas desconfiadas de Ellie a cada varón que se cruza en Londres hasta cada situación por la que Sandie pareciera “tener que pasar” para cumplir su sueño. Ninguna de las dos puede dejar ser su brillo, porque siempre habrá alguien que notará que brillan demasiado. A diferencia de Ellie, a Sandie nadie le advirtió lo agobiante que puede ser Londres y ciertamente nadie la previno de los tipos que se podrían aprovechar de su belleza, su talento y su soltura. Nadie le dijo que no todo lo que brilla es oro ni que en donde hay luz, hay oscuridad... y Soho aparece como una ciudad con demasiadas luces. 

La relación que se genera entre Ellie y Sandie es lo más conmovedor de toda la película y se logra a través de una indescriptible química entre McKenzie y Taylor-Joy. La primera busca desesperadamente el modo de salvar a la segunda y esa angustia traspasa la pantalla, ata un nudo en la garganta de cualquier espectadorx que alguna vez haya sentido la impotencia de actuar ante una situación de violencia hacia una mujer.

Sin ánimos de romantizar, lo mismo ocurre cuando, hacia el final de Last night in Soho entendemos que sobrevivir, seguir adelante, es una deuda con las que ya no están. Honrar la vida se lo debemos a nuestras ancestras, a todas las que allanaron los caminos sinuosos para que quienes vinieran detrás de ellas pudieran “hacer sus sueños realidad”, en muchas ocasiones, a costa de que les arrebataran los suyos.

“(...) para quienes no nos podemos dejar llevar por los sueños pasajeros de la elección, quienes amamos en los umbrales, de aquí para allá, en las horas entre los amaneceres, mirando hacia dentro y hacia fuera, al mismo tiempo antes y después, buscando un ahora capaz de alimentar futuros, como el pan en la boca de nuestras criaturas, para que sus sueños luego no reflejen la muerte de los nuestros. Para aquellas de nosotras que llevamos impresa la marca del miedo, como una línea en el centro de la frente, que aprendimos a temer con la leche de nuestra madre porque con esta arma, esta ilusión de que podría existir algo seguro, los pies de plomo esperaban silenciarnos. Para todas nosotras, este instante y este triunfo: no se suponía que sobreviviéramos” (Letanía de la supervivencia, Audre Lorde, 1995).

Ficha técnica

Ficha técnica

Título original: "Last night in Soho".

Título traducido al español: "El misterio de Soho" (Latinoamérica), "Última noche en el Soho" (España).

Año: 2021.

Lugar de producción: Reino Unido. 

Empresas productoras: Focus Features, Working Title Films, Big Talk Productions y Film4 Productions.

Distribución: Focus Features.

Dirección: Edgar Wright.

Guión: Krysty Wilson-Cairns y Edgar Wright.

Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Nira Park y Edgar Wright.

Música: Steven Price.

Fotografía: Chung Chung-hoon.

Montaje: Paul Machliss.

Reparto: Thomasin McKenzie, Anya Taylor-Joy, Matt Smith, Diana Rigg y Terence Stamp.

Por Milagros Martín Varela

Cinéfila, melómana, lectora y militante feminista. Es licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Políticias y Sociales de la UNCuyo. Integra la Red PAR (Periodistas de Argentina en red por una comunicación no sexista) y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Es voluntaria en el Área de Género y Diversidad de Xumek - Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos. Se especializa en temas de género y lecturas sociales y feministas de cine y series. Multiversos Expandidos es su proyecto propio de columna de género, cine y series.

Para vos que seguis nuestros contenidos

Este proyecto resulta del talento, el amor y el laburo autosustentado de un gran equipo. Si te gusta lo que hacemos y nos querés bancar con un mimo, invitanos un cafecito!!!!

Te estaremos muyyyy agradecides!!! Y sino, recordá que compartir y difundir nuestros contenidos es de mucha ayuda también!!!

Invitame un café en cafecito.app

Contanos que te pareció