Nuri Plata

Por la libertad de nuestros cuerpos

Por Majo Fernández

Género Entrevista / 04 MAR 2021

“Nos queremos, nos cuidamos” es un proyecto que surge con la necesidad de vincularnos con nuestro cuerpo y brindarnos información sumamente necesaria para este autoconocimiento. Nuri Plata nos cuenta cómo se fue forjando este espacio.

La información sobre nuestro cuerpo, ciclos menstruales, sexualidad, diversidad y auto-cuidado, durante años, fue un tabú. Por eso es tan celebrable que existan espacios que nos proporcionen información para que todas las personas tengamos autonomía, conocimiento y conexión con nuestra corporalidad. 

Nuri Plata y Nina Villarroel integran “Nos queremos, nos cuidamos”, un proyecto que se viene llevando a cabo hace más de 5 años. Es un espacio sobre salud sexual integral, menstruación consciente y modos de gestionarla lo más saludablemente posible. Brinda información para que podamos tomar decisiones de manera libre, además de acompañamiento y productos que, sin dudas, se relacionan armónica y naturalmente con nuestros cuerpos.

En una charla con Nuri, nos fuimos adentrando en la historia de este espacio.

¿Cómo surge inicialmente “Nos queremos, nos cuidamos”? 

Hace unos años, una amiga italiana trajo de uno de sus viajes la copa menstrual. Acá no había escuchado de ella, y no voy a mentir, al principio no me llamó la atención. En esa época comenzaba a estudiar para ser profesora en Química y creo que eso, más mi acercamiento a la ESI (Educación Sexual Integral) de la mano de INFOD (Instituto de Formación Docente), me hizo decir: Yo me animo. Cuando esto pasó, encontré que hay mucha pero mucha información que nadie nos ha dado.

Después de algunos “accidentes” con mi copa, tuve que buscar otra para comprar y así empecé a probar. Pasé los miedos, las ansiedades y las alegrías de conocer mi cuerpo y mi menstruación sola. Ahí terminé de entender lo injusto que es, sobre todo porque es información que se nos niega. También me di cuenta que amo estar presente en este tipo de procesos, por eso me formé para acompañar gestación, parto y puerperío. Soy Doula. 

Hace más de un año, una de mis amigas, Nina Villarroel (a la cual acompañé en su cambio a la copa menstrual), y quien también tiene un perfil marcado en educación (profe de filosofía) y salud (es kinesióloga), me dijo que le gustaba mucho lo que hacía. Entre mates, charlas interesantes y compartir, se hizo parte. Así seguimos adelante con este espacio aunque muchas veces el contexto sea adverso.

¿Hace cuánto venís trabajando en este espacio?

Este proyecto nace hace unos 5 años, aproximadamente, cuando empecé a vender la copa menstrual. Surge como un espacio de taller presencial que ofrecía gratuitamente, para darles a las personas que querían, todos los tips que eran necesarios para sentirnos con más seguridad al momento de cambiar a la copa. Era información de boca en boca.

Luego, empecé a usar facebook para socializar un poco de información. Pero lo cierto es que lo mío era el “cara a cara”, antes de la pandemia. Esta “situación” hizo que pensáramos con Nina que era necesario seguir haciendo conocer el espacio y dándole info a las personas de todo lo que podemos.

¿Qué productos ofrecen y por qué específicamente los eligieron?

Principalmente los productos que ofrecemos cumplen tres características fundamentales: 

1- Son saludables para nuestro cuerpo.

2- Son o ayudan/promueven a la ecología.

3- Es un emprendimiento de mujeres que intentamos  ayudar a crecer.

Porque si hay algo que siempre digo, es que nadie hace el cambio en soledad, debemos ayudarnos unas a otras.

Permanentemente se están ofreciendo capacitaciones que son muy enriquecedoras, ¿cómo van armando las temáticas de las mismas?

Al principio empezamos a elegir los temas por la cantidad de preguntas que nos mandaban por privado a nuestras redes. Allí nos dimos cuenta que muchas personas tenían las mismas dudas que nosotras, en algún momento. También advertimos errores, por falta de información. Ej: decirle vagina a la vulva, no saber del clítoris o su función, no haber dado su consentimiento a su pareja para alguna práctica en la intimidad, por no saber que debe darse. Notamos que la formación en salud tiene un gran “agujero negro” en toda esta cuestión, en su formación. Así que algunos de los talleres están orientados a personal de salud y, otros, en general. Por otra parte, vengo participando de la co-coordinación y dictado de cursos para docentes. Otro espacio, indispensable de formación. La ESI viene a mejorar la vida de las personas: eso intentamos hacer.

En cuanto a las capacitaciones de ESI, que son tan necesarias, ¿cómo ha sido su trabajo y su militancia para ir generando espacios donde se puedan hablar de estas temáticas? ¿Cómo ha sido la repercusión/aceptación de las personas que asisten a sus talleres?

Con respecto a la ESI, comencé hace varios años con un curso del INFOD y empecé a meter la temática en mis clases. Mis talleres de Menstruación consciente eran muchos más completos gracias a la ESI y a la mirada que me aportó entrar en este nuevo mundo. Un enfoque para garantizar derechos. Y la perspectiva de género que me ayudó a entender tantas cosas que no se dicen y a tantas personas que no se animan a hablar o preguntar.

En cada juntada, en cada cumpleaños, en cada reunión, sale el tema de la ESI siempre; ya sea con un mito o con alguna duda puntual o con alguna anécdota en particular. Y ahí me doy cuenta de todo lo que nos falta por recorrer. Si bien existe mucha información en todos lados, esa info es sesgada, desde una mirada que les conviene a algunos. Los cursos o charlas que he dado han sido espacios ricos de intercambio, donde siempre aprendo de las demás personas que participan. Eso es otra cosa que me parece fundamental, el aprendizaje colaborativo. Nadie tiene la verdad absoluta o todos los conocimientos, qué mejor que compartir, entonces, lo que creemos saber, ¿no?.

Y un lindo espacio para compartir es la radio, ¿qué es lo que se viene?

Hace un tiempo conocí a Ana María Vega, una gran comunicadora y formadora de ESI, y comenzamos a trabajar en conjunto, dictando cursos de Formación Docente con puntaje de la DGE, para ser referentes en ESI. Ahora estamos lanzando “Destruyendo mitos de la sexualidad”, un programa de radio en el cual ambas hablamos sobre todo esto. Sale todos los jueves por Radio Libertador a las 18 horas. Nuestro objetivo es tratar de llegar a todos lados con esta información, no sólo a las personas que acceden a las redes sociales. Ahora se complica con el tema de la virtualidad, que es lo que nos deja comunicarnos básicamente, pero desde antes venimos trabajando en charlas en plazas o en espacios que nos convocan y en esta oportunidad nos acercaremos también a la radio.

Una última pregunta, ¿por qué elegiste tu profesión, qué te llevó a tu presente laboral?

La salud y la docencia fueron mis dos grandes amores: y ahora pude complementarlos. Creo que es posible y necesario un cambio en la educación y también en la salud. Un cambio en el rol del “alumno” (sin luz) y “paciente” (que espera), desde una visión pasiva a un rol activo. Y eso se hace habilitando, escuchando a la otra persona; entendiendo, sin juzgarla; compartiendo, dialogando, cuidando, no discriminando, dando las herramientas para que una persona sea autónoma con toda la información y no que decida por miedo. Todo esto fomenta la ESI. La información debe llegar a todas, todos y todes, porque es nuestro derecho y, al no saberlo, nos vulnera el mismo sistema (salud, educativo, el Estado, la sociedad, la familia y demás).

Todos los jueves te invitamos a que escuchar “Destruyendo mitos” por Radio Libertador, a partir de las 18 horas. Además, poder visitar, conocer y apoyar uno de los proyectos (sobre todo de mujeres y sus redes) que nos ayudan a armonizarnos, a estar más conectadxs con nuestro cuerpo, a informarnos y conocernos. Sin dudas eso nos acercará a tener una vida más plena, más consciente y más saludable.


Por Majo Fernández

Profesional en formación constante con más de diez años de experiencia laboral en el área de producción radial y gestión. Tuvo su paso por la docencia en talleres de Comunicación Social y lengua destinado a personas de distintas edades, generando en estos espacios publicaciones con tiradas semanales, radios abiertas y espacios de lectura.

Contanos que te pareció